Momentos JuanBimbaSite: El refresco

Erase un domingo, de un mes cualquiera, tipo 6:30pm en casa de mis padres en un sector popular venezolano. Frente al televisor la familia, desgastábamos el tiempo en un programa cualquiera de la cablera paga. Mi madre de pronto, como un ritual, se levanta a servir la cena que ya tenía rato preparando y nos da el primer aviso “pasen a comer”, llamado al que mi padre atiende de inmediato, mientras que el resto seguimos hipnotizados funcionales viendo la tv. Sin embargo, faltaba la bebida y me dedico a la empresa de salir a comprar un refresco en la bodega.

En short, franela y zapatos deportivos, con el BlackBerry y la billetera en una mano y las llaves de la casa en la otra, me dispongo a caminar a la bodega, en el camino me saludan algunos panas “epa Juan_Bimba” pero me planteo primero comprar el refresco y luego podría cruzar algunas palabras con ellos, de manera que solo me limito a levantar la mano en un gesto de que los vi y me di cuenta del saludo.

Pago el refresco, sin antes conversar banalmente con el bodeguero quien me habla de la situación del país, del barrio, a lo que respondo con un genérico “qué vaina”. Me dispongo a mi regreso, y tal como me lo había planteado, pasé por el hito donde estaban mis panas sentados hablando y riendo (imagino que recordando y burlándose de alguien). Choqué las palmas, deslizando cada quien hacia su cuerpo y finalizamos un toque de “puñitos”, esto lo hice con los 5 sujetos que estaban en el sitio.

barrios-pobreza

Pasado unos 4 minutos, tiempo en el que hablando entre risas me pusieron al tanto de algunos eventos sin importancia, pero graciosos, nos dimos cuenta que este espacio divertido estaba siendo interrumpido por el sonido de un tubo de escape de baja cilindrada y dos sujetos a bordo de una moto de marca china. Todos volteamos, vimos a los dos sujetos, el parrillero de brazos cruzados haciendo su posición jorobada, ambos con gorra sin cascos, jeans y franela, su ruta se vio forzada a dar una vuelta –muy cerca de nosotros- de 360° (siempre a muy baja velocidad) y siguieron por donde llegaron. Todos nos vimos las caras, porque efectivamente no conocíamos a los protagonistas del momento y del próximo.

Segundos luego, la interrupción fue más invasiva e inminente. Detonaciones de un arma de fuego, una humareda que opacó el lugar y nuestros sentidos. En ese instante todos nos pegamos a una pared, estirando nuestros cuellos para ver lo que estaba sucediendo, pero un carro no nos dejaba ver. Fueron unos segundos de disparos unilaterales sin interrupción. Quizá fueron unos 12 o 16. El sonido de la moto alejándose despejó el humo causado por el arma de fuego (semiautomática nos hizo saber uno de los testigos).

Los pasos apurados, gritos, murmullos y restos de humo permitieron darme cuenta que el acto (quizá planificado) había terminado según lo planeado por los protagonistas. Me despido rápidamente y con refresco en mano me dispongo a caminar a casa de mis padres, lo que me permitió dar un vistazo vago del resultado de la acción. Vi una rueda de personas llorando, dando versiones del hecho, eufóricos y algunos llamando por teléfono, en el medio del gentilicio, un sujeto boca abajo, quien por el color de piel y ropa me dio una vaga idea de quién podría ser. Luego sin detenerme y sin perder mi objetivo veo a mi madre, y en su cara se notaba la desesperación, los nervios y preocupación contándome, a medio respirar, de unos disparos que acaba de escuchar y casi como un reclamo “y tú en la calle”. Terminé diciéndome en voz alta “sí, era él”.

¿No quieres leer? igual te dejo el audio aquí

“Guerra avisada no mata soldado, y si lo mata es por descuidado”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s