Momentos JuanBimbaSite: La escalera

Esa mañana me levanté con el propósito de emplear mi esfuerzo en limpiar y organizar mi habitación.  Lo primero era desayunar, así que me enfoqué inicialmente en hacerme dos huevos, servirme jugo de naranja y un café con leche. Eché los platos, vasos y tasa en el lavaplatos, y fui directamente a mi habitación, me paré en el umbral y mentalmente estaba planificando la jornada de limpieza.

Cambié los tendidos, quité el polvo de estantes, muebles, limpié el piso y saqué la ropa sucia. Ya todo estaba agarrando forma, tomando en cuenta que este proceso de limpieza lo hacía cada 5 o 6 semanas. Entonces, ya automáticamente y para aprovechar el tiempo metía en la lavadora la ropa sucia dividida en tres tandas, blanca, de color y ropa negra. Así que me dispuse a hacer estas tareas paralelamente para terminar más rápido.

El sonido emitido por la lavadora avisaba la finalización del ciclo de lavado, esto me despegada de la actividad dentro del closet, de posicionar, de recoger, ordenar y sacar basura de la habitación. Entonces, subí los 15 escalones que me llevaban a la parte superior de la casa donde estaba la lavadora. Luego del proceso de dividir colores, de sacar ropa, meter ropa, bajaba estos quince escalones hasta mi habitación para entrar en esos 2.5 metros cuadrados que ya tenía un ambiente musical protagonizado por Foo Fighters y continuar con la actividad organizativa.

No puedo seguir narrando esta brevísima historia, dejando por fuera a un habitante que reside en las alturas alcanzando subir estos 15 escalones. Canino, de pequeño peso y tamaño, pero no así de personalidad, ni amor. Este canino en cada una de mis subidas y bajadas me saludaba, brincaba, ladraba y buscaba jugar conmigo, pero estos intentos fueron ignorados por mi afán en terminar mi jornada de limpieza y organización.

Ya finalizando la jornada y con esa sensación de satisfacción por tan ardua labor, me encontraba arriba de esos 15 escalones y me destinaba con una montaña de ropa seca y tibia descargada sobre mi pecho –montaña que cubría desde mi cintura hasta casi mi frente-. Entonces casi sin visión y con el peso de la ropa limpia, me dedico a bajar estos quince escalones, mentalmente degustando la complacencia– cuando bajo mis pies descalzos, pero con el peso de mi cuerpo y la gravedad, sentí un cuerpo peludo –que descansaba en el 7mo escalón- y que reaccionó ante el pisotón, pero fue inevitable el derrumbe de mi cuerpo, sin antes intentar (con los pies) empujar al canino que era víctima de su descanso, mala ubicación y mi ceguera y afán.

kerry-sharbakka03

Rodé desde ese séptimo escalón hasta el descanso frío y sólido. Esta rodada la sintió mi espalda de manera gradual y sincronizada, con el temor del incremento irremediable de la velocidad de mi cuerpo, y sumaba la intriga y preocupación de, literalmente, aplastar a mi compañero canino y mi víctima. Al cabo de este instante todo terminó. Yo, Juan_bimba, estaba ahí, acostado boca arriba, la ropa estaba dispersa entre los últimos escalones, el piso y mi cuerpo, con esa sensación de desorientación, y un frío interno por el susto y quizá adrenalina. Interrumpido fue este momento por una cola agitada, una mirada preocupada y empática, y dos patas delanteras en mi pecho demostrándome que él estaba bien. El canino emitía sonidos bajos al momento que se aseguraba de que yo estaba a salvo. Sin embargo, el sonido de la rodada por la escalera despertó en los ocupantes de la casa preocupación que fueron expresados en gritos, caras descompuestas y algunas ofensas.

Haz click aquí para escuchar la nota

“Cayó como anillo al dedo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s