Venezolano: octubre 2016

El ciudadano que hace vida en Venezuela hoy atraviesa una peculiar, pero inolvidable situación, tanto dentro del país como fuera de él. La política es la protagonista de las últimas 2 décadas en la nación, y con esto una serie de cambios, movimientos y disputas en todos los sectores. Esta dinámica creó una polarización irritante, justiciera y radical. Como respuesta muy irresponsablemente el venezolano se etiqueta como chavista, opositor o “nini”, este último sector en un alarmante crecimiento exponencial y de paso, pareciera irreversible.

Pero desde la visión de Juan_Bimba que no necesariamente tiene conocimientos básicos ni proyecciones en temas económicos, sociales, políticos y culturales la cosa tiene una perspectiva diferente. Esas ideas de igualdad, justicia y equidad han sido plasmadas e implantadas por medio de infinitas “Cadenas”, programas de “opinión”, redes sociales, propaganda, es decir; un bombardeo de palabras políticas que son atravesados por el mismo hilo discursivo. El gran logro de este discurso fue ponerle cara al odio. Sin importar de qué lado está la “razón”.

calendario-2016-noticia

La joven Venezuela ha sido abusada desde sus inicios hasta nuestros días. Hay sectores llamados “élites” que no quieren perder su posición, y hay sectores que quieren permear hacía arriba buscando pertenecer a esta cúpula, que está demás decir es corrupta, ambiciosa, egoísta y altamente ingenua. Juan_Bimba siempre en el medio de estas luchas de la que solo es beneficiado con las consecuencias, es el estrato más fuerte, más sólido y más importante de esta y cualquier sociedad, pero irónicamente la menos poderosa por no decir la más débil y enclenque.

Esta puja descalificativa bilateral por el poder absoluto en Venezuela ha quebrado al venezolano desde adentro. Esto puede justificar el crecimiento del Juan_Bimba “nini”. La incredulidad o ignorancia del ciudadano en Venezuela se balancea entre “creer” tener el rumbo del país bajo el “Poder popular” y “creer” que el origen de todos nuestros males es culpa de elementos ajenos a Venezuela y al venezolano. Por otra parte, la lucha por tener la razón es brutal y Juan_Bimba no sabe qué es real, qué es ficción ni qué está pasando, mucho menos sabe de qué lado de la historia está.

Los parapetos montados sobre discursos románticos y mesiánicos están a la orden del día, que en la forma están dirigidos a Juan_Bimba, pero nada más apartado de la realidad que esto. Sin embargo, el fondo del asunto es dirigir todos los argumentos a mi contrario que está al otro lado del poder. Lo cierto es que Juan_Bimba está en el discurso político por mera formalidad. En honor a la verdad; el voto, las medidas económicas y soluciones a problemas sociales son mera fantasía, parte del trato, una humareda, una farsa para disimular y mostrar que el país está dentro de los márgenes legales y constitucionales.

Estoy bajándome de la nube, digiriendo y asimilando que solo me han usado. La verborrea política me ha hecho creer que soy el epicentro del tema venezolano. He comprobado que solo soy parte de la utilería de la obra. Soy un número que determina cuál partido político tiene más poder. No se trata de Juan_Bimba, se trata de poder, como dicen por ahí “no eres tú, soy yo”. Me tocará pasar mi despecho político y aprender de esta experiencia.

“El malo es malo hasta que el bobo quiere”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s