JuanBimbaSite opina sobre: Guerra Económica

Dícese de Guerra Económica: conjuntos de acciones desde distintos focos: internacionales, nacionales, que abarcan los sectores productores, logísticos y comerciales que tiene como propósito final caotizar a Venezuela, golpear desde distintos flancos al @Juan_bimba y desacreditar al gobierno nacional.

Esta conceptualización, más allá de parecer egocentrista, manipulación y justificación, es algo incorporado en el discurso oficialista para referirse a la profunda crisis que atraviesa el país desde hace un par de años. Esta crisis de escasez en los rubros de consumo que tienen control de precios, ha llevado a @Juan_bimba a permanecer por horas en largas colas frente a supermercados, farmacias y abastos, para comprar lo que llegue a este comercio. Paralelo a esto, y de forma natural se creó un mercado alterno, que abastecido de estos productos de primera necesidad y con control de precios, procura venderlos de forma casi ilegal a precios ajustados a un dólar paralelo o dólar negro -divisa que goza de un control cambiario de hace 13 años, y por supuesto comparte un mercado alterno-.

moneda-5c

Esta situación ha sido acentuada, justamente, desde el desplome de los precios del barril del petróleo. Casi única fuente de ingreso de dólares al país, administrada por PDVSA. Entonces, sin entrada de dólares para alimentar el sector de divisas oficial, por el que obligatoriamente recurren las empresas productoras de Venezuela, se origina una inevitable no producción. Entonces, hay sectores del estado que intentan alimentan ciertos sectores para la producción, pero debido a la demanda de más de 30 millones de habitantes, parece insuficiente. También hay que mencionar que muchas empresas nacionales e internacionales han colgado los guantes y se han ido del país, dejando un vacío en algunos sectores productores. Sectores que el estado ha intentado cubrir con suertes de conatos sin éxito alguno, dejando así huecos de productos y un juego casi monopolizado por algunas empresas privadas que bajo las condiciones de juego también hoy se ven presionadas y supervisadas a diario como una súplica para el abastecimiento pleno del mercado.

Entonces, esta suerte de efecto dominó, que no empieza ni termina aquí y que tiene otros matices y profundidades, es la situación negativa que hoy ha generado desempleo, fuga de talento y descontento en el @Juan_bimba que hoy hace vida en Venezuela. Existe una gran deuda con el @Juan_bimba gracias a las promesas redentoras y mesiánicas de llevar a Venezuela a ser una potencia mundial en el nuevo juego planteado por la dinámica global. Por el contrario, se ha aterrizado una calima de violencia, inseguridad, déficit en servicios de salud, servicios (agua, electricidad, aseo, internet) sin precedente. Realidad que con mucho esfuerzo intentan equiparar con crisis venezolanas de los 80’ y 90’. Pero lejos de esto, las brechas sociales hoy son más distantes, el resentimiento social es implacable, y los números negativos siguen en un aumento exponencial.

Por si fuera poco, existe otro @Juan_bimba que obligatoriamente se sumó a estos mercados paralelos, informales e ilegales y puso sobre la mesa su integridad y valores para entrar en la centrífuga corrupta que existe en Venezuela a diferentes escalas. Lo que se mapea aquí no parece un panorama positivo y de aliento, pero el estado insiste en que todo lo negativo presente en Venezuela es inducido por agentes extraños a la causa, y que gracias a esto la única solución a los múltiples pesares del país recae en el proceso que tiene 2 décadas en el poder y ha implementado todas las medidas políticas en la economía del país decantando en esta realidad. Es decir, seguir controlando los controles. Controles que son incoherentes con el modelo económico que hoy rige al país, y que gustosamente el estado de izquierda ha gozado de la miel capitalista y el rentismo petrolero que pareció eterno y garantizador. Pero la realidad es que este mercado está marcado por un mundo real de oferta y demanda, y que como buen @Juan_bimba no reparamos en regalar, donar y ganar indulgencias políticas bajo las consecuencias futuras de una baja de precios, por el contrario, el mandatario de turno se jactó en uno de sus cientos de discursos populistas que Venezuela estaba blindada de la crisis mundial que muchas economías estaban sufriendo, y que el barril podía estar en 0 y nada nos pasaría, pero el barril bajó a 40$ y nos fuimos en caída libre.

¿Qué tanto hay de cierto y qué tanto hay de falso en el discurso político oficialista? Bueno, humildemente opino que hay de todo un poco. Es cierto, que existen corporaciones, gobiernos y organizaciones mundiales que mienten, engañan, estafan y están detrás de los grandes recursos del mundo, buscando ni siquiera dinero, sino poder. En este grupo, no solo hay sectores políticamente estigmatizados de derecha y todos los calificativos despectivos imaginados y ya creados, sino que paradójicamente hay elementos llamados de izquierda que están apostando fuertemente en el juego del poder. Y para seguir participando, tienen que mover sus fichas y alianzas a discreción, donde sí creo se encuentra Venezuela como un peón con oídos endulzados, y ego agigantado gracias a adulaciones que fácilmente nos creímos y hoy nos mueven gracias a, casi impagables financiamientos, créditos que en sus letras pequeñas nos tienen en la palma de su mano. Pero, esto es algo que no se divulga abiertamente porque parece contradictorio que Venezuela millonaria con las reservas de petróleo más grandes del mundo le deba hasta la forma de caminar a monstruos protagonistas de la política y economía mundial.

El discurso oficialista miente cuando se trata de asumir responsabilidades. Y bajo cualquier argumento victimizador monta toda responsabilidad y culpa sobre sectores internacionales y nacionales. Específicamente, Estados Unidos y la oposición venezolana. Oposición política que hoy no representa al @Juan_bimba y que contribuye a la palestra de burla, porque ya no goza de simpatía ni credibilidad. Por el contrario, pareciera que adrede perdió el poder legislativo, y bajo consignas nada esperanzadoras para @Juan_bimba se esmeran en otros menesteres yelmos y que solo han alargado la partida que el gobierno ha propuesto.

La moneda nacional nunca fue fuerte como lo vendieron antes de la reconversión monetaria. La impresión descomunal del Bolívar fue uno de los síntomas de la inflaci´n brutal de Venezuela, y ahora vemos como ya es oficial la incorporación de billetes de mayor denominación a la economía venezolana. Es como si EEUU sumara billetes de 5000, 10000 y 20000 dólares porque es insuficiente el poder implícito en el billete de mayor denominación actual (100$). El presidente de la república es el administrador del BCV, por ende el ejecutivo es el responsable en esta materia.

Ciertamente el contexto y la situación del país es más complejo de lo que creemos. Venezuela es un país atípico. Economistas, politólogos, analistas, internacionalistas y un largo etc se han equivocado en distintas oportunidades cuando al futuro de Venezuela se refieren. El país ha transitado por caminos que hace varios años eran imposibles de pensar, y estoy seguro que transitará otros caminos no sospechados pero que contará con esa enferma adaptabilidad, conformismo y miedo que ha caracterizado al @Juan_bimba en los últimos años y que no hace mérito a ese linaje insistente y atapuzado que llena retóricas y discursos que terminan siendo una triste imitación de comedia.

“Amor con hambre no dura”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s