JuanBimbaSite opina sobre: el venezolano ¿responsable o víctima?

Para nadie es un secreto que el venezolano es un ciudadano acontecido. El país va a una velocidad titánica convulsionando por los rincones, sufriendo en todas sus aristas, pero evitando salir de esta corrosión tan profunda. El venezolano hoy está desbordado de desinformación, noticias, versiones y sometido a constantes bombardeados políticos bajo intensiones sectarios que buscan aceptación, reivindicación y alienación. Por si fuera poco, la realidad social y económica es un empuje drástico para vacilar moralmente y entrar en una centrífuga propuesta por el modelo económico en transición.

Cada vez es más frecuente ver el desespero verbal con que los programas de opinión oficialistas defienden, casi a ciegas, las decisiones del ejecutivo, sin detenerse en reflexionar sus causas y consecuencias. Hay una profunda inexistencia de reflexión, como si les fuese ordenado no pensar, no procesar estos textos que orgullosa y ajustadamente repiten. Así sucede en los viciados ministerios y sus apéndices, los poderes públicos hacen de la burocracia su herramienta predilecta para taponar la sed de justicia existente en la nación.

El adoctrinamiento verbal es perfecto para las mentes holgazanes, anestesiando al sentido común de la gente, lo que decanta en una absurda dependencia del estado, creando una nueva clase, una colmena de parásitos demandantes que ven cubiertas sus necesidades y aspiraciones en estas medidas populistas, cortoplacistas y perversas. Este verbo embrutecedor y esquivo, esconde intenciones convenientes y estafadoras que es argumentado con supuestos culpables, supuestos planes desestabilizadores y señalamientos de cualquier índole que tienen como víctima y objetivo a Venezuela y su gobierno pasajero, que busca eternizarse en el poder.

En Venezuela existen sectores objetivos, que desean salir de este hueco pestilente en que está estacionada la Patria. No me refiero a la dirigencia política opositora vividora y traicionera, me refiero a ciudadanos pensantes, con criterio que creen que en Venezuela es necesario un cambio político, creen que es necesario un cambio de raíz que promueva ese orgullo de hacer país. Un país de justicia y no un país viciado por ambiciones personales, paraplejia mental y mediocridad congénita.

Es momento de la sacudida mental, del despertar, de la lucidez, es el momento donde ya es prioridad el futuro más que el presente, es necesario paralizar nuestra rutina por acciones que nos permitan forjar años venideros, es necesario cerrar este nefasto, patético y errático ciclo político y económico que ha dejado a Venezuela en la más abierta miseria. Llegó el momento de responsabilizarnos y dejar a un lado ese patético rol de víctima que hemos asumido sin resistencia y sin imposición.

“Baila ese trompo en la uña”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s