Venezolano: Amor al odio u odio al amor

Hay indicadores y elementos que muestran indicios que muchos podemos recoger como información y que nos permite contextualizarnos y ver una realidad que está taponeada. De manera que, Venezuela tiene 18 años, casi 2 décadas en disputa, polarizada y en decadencia moral, política, económica y social.

Hoy, hay hombres y mujeres que nacieron en esta “quinta república” y es lo único que han colectivos-armados-1visto. Por ende, estos sujetos tienen una sola versión que es intensa y permanente vociferada por el polo chavista. Versión histórica manipulada, amañada, distorsionada y conveniente aliñada con un verbo descalificativo, retador, amenazante, intimidador y lleno de un patético resentimiento. Con esto no quiero decir que los gobiernos que ejercieron antes del ’99 fueron ejemplares, porque de haber sido mínimamente óptimos, nefastos personeros “políticos” actuales jamás hubiesen llegado a la palestra pública.

Por un lado hay un grupo que se abomba de ser ideológicos, bohemios, moralistas y víctimas pero acaparan con celo los 5 poderes vigentes en el país, y a pesar de esta concentración del poder de un país petrolero y con las mayores reservas de petróleo del mundo, es un país que en todas sus aristas está en caída libre y en ruinas. Por otro lado, existen dirigentes políticos, que se hacen llamar opositores, donde sus acciones responden a la voz del chavismo, aunque su verbo y presentaciones públicas se adornen de querer mejorar la situación caótica y paupérrima del pueblo. Dos grupos, una línea de pensamiento y acción, un país en la mierda y un pueblo sumiso y aguevoniado es igual a Venezuela africanizada sin esperanzas.

Tanto el JuanBimba, como los políticos, empresarios y público en general en Venezuela se hace llamar gente de amor, de paz y reconciliación. Pero la verdad es que tenemos más de 25mil muertes violentas al año, infinidad de “modos operando” de extorción, secuestro, hurto, robo, estafa y corrupción, unos cuerpos policiales y militares metidos hasta el cuello en actos delictivos, unos políticos disfrutando de las sobras de un precio de barril mientras que el pueblo se broncea en colas, se ríe y se queja de su desgracia. Pero, no nos cansamos de hablar del Caracazo, del 11 de abril, las Guarimbas, paro petrolero, como si fuesen episodios aislados e inherentes a la vida de par de políticos, cuando son unos sucesos inherentes a la terrible, nefasta e ineficiente manera de llevar un país y hacer política. Nadie se preocupa por la seguridad social del JuanBimba. Nadie.

Hoy, existe un fenómeno que nos baja otro escalón en el camino a la coherencia y cohesión, y que básicamente nos hace ridículos e ignorantes: el verbo. La verdad es que muchos venezolanos chavistas o no, políticos o no, hablan de amor y unión, con discursos aprehendidos y repetidos sin conocimiento de lo que se dice, sin el saber de los conceptos de los términos usados, de un sentimiento para engañar a otros cuando siento todo lo contrario. El JuanBimba hoy es profundamente ignorante e hipócrita. El JuanBimba carece de amor propio.

Cuando en Venezuela se celebran y se rinden honores a fechas rebosadas de acciones violentas con consecuencias mortales, que deberían ser ejemplos y referentes negativos del mundo, me hace pensar que no hemos aprendido nada de nuestra corta y manipulada historia. Por ende, estamos condenados a repetir errores. Estamos condenados a vivir en miseria, a morir en mediocridad. Y no creo estar tan equivocado cuando miramos en los barrios ese jalabolismo al “malandro” al asesino, al secuestrador, al verbo hamponil y del penal que nos hace engrandecernos ante otros.

“maldito amor, y sigo amando”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s