Escándalos y rumores. Venezuela un país acontecido

ChávezMuchos rumores se expanden a diario con respecto al tema Venezuela. Las redes sociales son el medio por excelencia para hacer eco de noticias verídicas, mentiras y hasta estupideces sobre la delicada situación del país. Pero lo cierto de todo esto, es que ya nada es creíble y hablar del tema es por lejos tedioso y cíclico.

Hechos noticiosos se hacen tendencias y luego son derrumbadas por rumores. Todos los posibles escenarios con sus protagonistas son devorados por el pasar de los días y sus promesas de mostrar pruebas contundentes que hagan tambalear a la revolución. Los actores políticos opositores y neo-opositores juran y prometen dejarlo todo por Venezuela. Pero una visa les borra de inmediato esas ganas de lucha, y avista una forma de disfrutar esos capitales de dudosa procedencia.

Por otra parte, los periodistas de opinión que se esfuerzan mucho por predecir lo que pasará en Venezuela, para llenarse el ego con tener la razón. Hay otros periodistas que disparan a discreción a todo lo que se mueva y huela a político. Hay otros que distribuyen algún producto religioso y de fe donde venden frases atemporales apuntando a una Venezuela próspera y colorida. Otros periodistas, solo se limitan a seguir guiones y hasta llegan a creerse el cuento.

Entre rumores, periodistas y políticos pasamos los días. Esperezándonos en las colas, en la redundancia diaria, en la monotemática quejadera. Así pasan los días, las semanas, los meses y los años. Entre dilemas de pobreza, entre limitaciones de vida, promesas de salvación y sanación de una nación anarquizada, buhonerizada y esperanzada. 18 años de bonitos y salvajes discursos. 18 años de obras inconclusas y renombramientos de otras estructuras. 18 años para enriquecer los bolsillos propios a cuesta de la miseria de millones. 18 años de verdades y mentiras.

Hay venezolanos que hoy sueñan con vivir en el extranjero. Salir por la frontera también es un negocio amplio y jugoso. Empleados del Saime aliados con chamos “locales” que venden los sellos del pasaporte -preferiblemente en pesos-. Las opciones para movilizarse dentro del país es casi un viacrucis, donde los terminales –“privados” y “públicos”– son alcanzados por las colas de madrugada para comprar incómodos, deteriorados y fríos pasajes de autobús. Las aerolíneas son parte del sector más golpeado por las decisiones gubernamentales, y comprar un boleto aéreo es una proeza caribe.

El venezolano en el exterior es otro debate. Panamá, tanto sus ciudadanos como políticos no quieren más venezolanos en sus tierras, a menos que lleguen con abultadas cuentas en dólares. Países de la región, en un acto más provocador que empático reciben a venezolanos que huyen de Venezuela. El bumerang de la historia de los países hace su jugada. Millones de venezolanos tienen otra nacionalidad debajo del brazo, gracias a la migración de décadas pasadas al paraíso caribe. Por otra parte, los personeros más conocidos de la revolución y sus familiares son sometidos al escarnio público, por venezolanos, cuando pasean por las principales ciudades del mundo, tan criticadas y asqueadas por el chavismo.

Mientras este contexto se desarrolla, la revolución acapara los medios de comunicación públicos, y ahora también las redes sociales con sus largos, confusos y ensalivados discursos cargados de cinismo, desconexión y manipulación para hacer creer -furiosamente- a los televidentes y audiencias que la revolución es la salvación de la nación. Lo peor es que a medida que se plantean un objetivo político lo van logrando, y así se atornillan más en el poder. Cada día que pasa hay menos opciones para el venezolano y el cambio de país viene, pero con una Consituyente que se afincará y se radicalizará en Miraflores.

“Sálvese quién pueda”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s