Mucha bomba y poco chicle

Ser un país acontecido es una condición que acompaña nuestro venezolanismo. La política en Venezuela es una farándula que acapara los medios de comunicación 24/7, protagonizada por princesas con egos más grandes que su ambición y pocas habilidades. Pero, hay una masa espectadora, viciosa y dependiente que cree todo lo que se dice en este…