Mucha bomba y poco chicle

Ser un país acontecido es una condición que acompaña nuestro venezolanismo. La política en Venezuela es una farándula que acapara los medios de comunicación 24/7, protagonizada por princesas con egos más grandes que su ambición y pocas habilidades. Pero, hay una masa espectadora, viciosa y dependiente que cree todo lo que se dice en este gran Reality Show.

Otro elemento que se suma para apalancar este Ranking es la comunidad internacional. Países de la región, potencias mundiales que adversa y otras que apoya a la Revolución Parasitaria semanalmente hablan y dan sus opiniones solo para echar más leña al fuego y luego desaparecen de la escena. Muchos hablan de estrategia política, otros son logros imperceptible e irreales, pero la realidad del país es una miseria absurda y sin precedentes.

¿Ejemplos? Narcosobrinos, exministros, exmilitares, pero también hay denuncias y “pruebas” sobre servidores públicos en funciones que están hasta el cuello con casos de corrupción, narcotráfico, violación de DDHH, con sanciones económicas y pare ud deRafaelRamírez contar. Pero en resumidas cuentas ¡NO PASA NADA!. El chavismo juega al desgaste desde su cómoda posición de amo, señor y usurpador de Venezuela. Sector de la posición le hace el coro como perro faldero. La gente, en las calles se mata y se secuestra robándose lo poco o nada que puedan encontrar a diario para sobrevivir.

La elección en Venezuela es un chiste que se cuenta solo. La institucionalidad en Venezuela es un eunuco. Pdvsa, la gallina de huevos de oro en la decidía. La “justicia” entra en la estrategia con objetivos electorales, que a su vez forma parte del “juego de las formas” de la NeoDictadura. En resumidas cuentas, las nefastas condiciones generalizadas de Venezuela embarga a cualquiera de tristeza y lástima, pero también da mucho fastidio porque no hay una luz al final del túnel.

¿Circo electoral?, ¿manifestaciones “pacíficas”?, ¿intervención extranjera?, ¿apelar al sano juicio y hombría de los “políticos”?, ¿”golpe de estado”? o la perpetua y trasnochada promesa “socialista” dónde se lucha diariamente contra esos incansables “ataques extranjeros”. 20 años en la misma mariquera. 20 años de retroceso generalizado. 20 años donde la región crece arrecostado de Venezuela. 20 años de mierda discursiva y mierda mental alienada. 20 años de un oscurantismo rojo que da asco. Y ya para finalizar, la decisión y el poder no está en manos de la población venezolana.

“Ver para creer”

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s