Predicción sobre Venezuela

Más de lo mismo

Hablar sobre Venezuela parece un caso perdido. Durante 20 años han sido muchos lo que se han dedicado a opinar y saber sobre el país; y muchos han sido los que han renunciado a esta tarea. A decir verdad, no juzgo a nadie, pero entiendo las razones por las que muchos deciden apartarse de la vida noticiosa nacional, para sumarse a la larga lista de evasores de la realidad.

El antiguo gobierno nacional, y hoy, brazo ejecutor de la NeoDictadura caribeña ha empleado desde hace dos décadas importantes y profundas estrategias globalizadas para quebrar a Venezuela. Cuando me refiero a quebrar no hablo solo de lo económico; me refiero a su sociedad pero principalmente a su ciudadano; el núcleo de toda sociedad. Esta tarea de quiebre a nivel interno de cada ciudadano es un proceso progresivo que se cristaliza con el tiempo; por ende, la revolución necesita obligatoriamente de décadas para poder radicarse en una sociedad. Generación tras generación bajo el mismo discurso, bajo reformas educativas que transforman la historia a conveniencia, moldeando las leyes, la forma de hacer vida, trastornando el sistema, acomplejando la simpleza y corroyendo la idiosincrasia.

Predicción o monotonía

En un pasado cercano escribí la nota Garantizados los 10 millones donde expreso que el CNE le otorgará una victoria al chavismo por encima de los 10 millones de votos; esto muy a pesar de las interminables denuncias de fraude, las elecciones fraudulentas donde el chavismo termina airoso y la denuncia abierta y expresa del director de SmartMatic sobre la manipulación de votos por parte del CNE. No es de gratis que la controversial y ocupante perenne de rectora del CNE, Tibisay Lucena esté de gira por países africanos intentando lavar la tan manchada bandera de honestidad que carece el “imparcial” CNE. 

El fraude en Venezuela fue consumado desde hace más de una década, pero se fue perfeccionando con el paso de las elecciones. Y aunque ya no hay muchos esfuerzos por enmascarar el fraude sigue surtiendo efecto; la forma sigue solapando al fondo de todo este asunto. Por esta razón, los venezolanos no creemos en las instituciones en Venezuela, por esta razón, la salida de este atolladero; causante de todo retroceso, miseria y muerte, no es por vía electoral. Y esto no lo digo por decir, ejemplos hay donde la política opositora sale “victoriosa” de alguna elección y automáticamente ese poder político es anulado por alguna institución, alguna figura como: Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), algún Estado de Excepción o algún excusa que sirva para no perder sus tentáculos mafiosos, corruptos e ineptos.

Es irónico que hace una década los políticos oficialistas se jactaban de altos porcentajes de participación electoral por parte del elector. Esto, con todas esas pruebas de duplicidad de identidad, fallecidos votando y cualquier -antidemocrática triquiñuela- todavía había algo de credibilidad en el CNE. Pero hoy este panorama no es el mismo; la gente no quiere votar. Primero, estas elecciones fueron convocadas por una ANC de origen cuestionable. Segundo, la migración venezolana no está actualizando sus datos de votación por diversas razones; una, el CNE es el medio y el obstáculo que no permite esta actualización, otros por descuido y otros porque no creen en las elecciones. Tercero, el promedio de venezolanos en el exterior supera los 4 millones de ciudadano (un 14% de la población) y en su mayoría son opositores, aunque el nuevo fenómeno es saber de chavistas migrando lo que representa lo más incoherente y absurdo del venezolano y adeptos. Cuarto, el espíritu electoral o esperanza de cambio fue quebrado progresivamente por el chavismo y fue materializado con la convocatoria a la ANC, siendo la última y magistral fiesta electoral aquella consulta electoral convocada o referéndum por la oposición dando como resultado poco más de 7,5 millones de votos. Y quinto, ni voy a mencionar el abanico de opciones del elector para estas elecciones presidenciales; chavismo trasnochado versus madurismo inepto.

De manera que, y tomando en cuenta el histórico electoral en Venezuela, el nefasto contexto socio económico venezolano y las parciales instituciones predecimos una contundente victoria al chavismo con más de 10 millones de virtuales votos y casi llegando a los 11 millones; materializando así aquel sueño inconcluso -de hace más de 8 años- del fallecido Chávez. Por ende, hay que pensar en las opciones partiendo de un hecho común; el show electoral de Maduro. Y me hago varios planteamientos lógicos ¿el venezolano permitirá 6 años más de neodictadura? ¿los rangos medios y bajos de las fuerzas de seguridad del Estado permitirán 6 años de tiranía? ¿la comunidad internacional actuará firmemente y sin diplomacia para echar a la NeoDictadura de Venezuela y Latinoamérica? ¿ la economía venezolana soportará 6 años más de parásitos tiránicos? Y muy en contra de mis esperanzas e ilusiones, me tiraré la soga al cuello; previendo a un Nicolás Maduro regocijándose de una “victoria” inexistente; previendo un continuismo de supuestas guerras económicas, bacteriológicas, mediáticas, sicológicas; previendo a millones de venezolanos en Venezuela sumisos y miserables; previendo una diáspora mayor y sin precedentes en Latinoamérica; previendo una Venezuela africanizada y su gente como miseria humana forrados en propaganda roja y chavista de un país próspero y potencia; previendo a una comunidad internacional evasiva y aprovechando esos espacios económicos regalados por la NeoDictadura; previendo el punteo de los números negativos: en violencia, en economía, en educación, en salud, en institucionalidad y un largo y patético etc.

“Venezuela no es Cuba”

Tono irónico, burlón y carnavalesco

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s